Es hora de tomar la ciudad santuario en nuestras propias manos

Declaración del Partido de Izquierda sobre incursiones del ICE en San Francisco

Es hora de tomar la ciudad santuario en nuestras propias manos.

¡Ni un deportado más!

protect-all-sf-sanctuary

En la mañana del jueves 26 de enero de 2017, un brote de pánico y agitación golpearon a un sector de la comunidad inmigrante de San Francisco cuando agentes de Inmigración y Aduanas (ICE) llamaron a las puertas de El Buen Samaritano: un centro de recursos familiares, complejo habitacional y centro de organización comunitaria. Los agentes presentaron órdenes de arresto para dos personas que supuestamente vivían en el complejo, exigiendo que sean entregadas.

unnamed-6-2El personal de inmediato respondió en defensa del edificio, negándose a abrir las puertas – un verdadero acto de santuario en una ciudad con un status muy superficial de Ciudad Santuario.

Necesitamos más acciones valientes para defender a las comunidades y rehusarnos a cooperar con la ICE. Incluso en California, lugar de nacimiento de la política de Ciudad Santuario — que se originó oficialmente en Los Ángeles en 1979 — hemos visto el impacto catastrófico de incursiones, detenciones y deportaciones mucho antes de la llegada de Trump. De hecho, el ex presidente Obama ganó el apodo de “Deporter In Chief” por deportar a 2.5 millones de personas bajo su administración: más que todos los presidentes de Estados Unidos del siglo XX juntos.

Las acciones de esta mañana provocaron inquietud y ansiedad a medida que se difundía el rumor de que Trump ya había iniciado su ofensiva para acelerar los ataques a inmigrantes. Sin embargo, para la comunidad negra y latina, así como para las comunidades encarceladas e indocumentadas, esta amenaza no es nada nuevo, sino simplemente una amplificación del terror de estado que ha estado sucediendo continuamente tanto en bajo los demócratas como los republicanos.

unnamed-5-3Resulta que la visita de esta mañana del ICE al Buen Samaritano no es aún la escalada de la nueva administración de Trump (muchos tenían el temor de que involucraba a todo el centro comunitario), sino simplemente los ataques habituales contra numerosos residentes en la llamada Ciudad Santuario.

Lo que aclara este event es que el actual sistema de inmigración que criminaliza y aterroriza a las comunidades de inmigrantes podría empeorar bajo esta nueva administración — una fuerte probabilidad dada la orden ejecutiva más reciente de Trump de contratar 10,000 agentes ICE adicionales para realizar redadas en todo el país. Por lo tanto, es imperativo que preparemos nuestras propias defensas comunitarias para todos los escenarios de emergencia: incluso casos típicos de incursiones y represión del ICE .

Por mucho tiempo, ciudades progresistas como San Francisco han sido muy autocomplacientes  hacienda apenas lo mínimo (o incluso menos) para defendernos. Ahora ya no es momento de contentarse con palabras agradables, sublimes, promesas y resoluciones simbólicas. Ahora es el momento de hacer planes y acciones específicas que protejan a todos los residentes de San Francisco, independientemente de su status migratorio.

  • Los sindicatos, las iglesias y las organizaciones comunitarias — especialmente los Departamentos de la ciudad y todos los grupos dedicados a la defensa de los derechos de los inmigrantes — deben abrir de inmediato sus puertas y defender a la comunidad inmigrante, siguiendo el valiente ejemplo del personal de El Buen Samaritano.
  • El alcalde de SF y el Consejo de Supervisores de SF deben declarar inmediatamente esta ciudad como verdaderamente fuera del alcance para el ICE.
  • El Sheriff de SF debe ser revocado a la luz de su compromiso de apoyar las acciones del ICE. Un shérif pro-ICE es un riesgo peligroso que socava completamente la vigencia de la Ciudad Santuario.

Los trabajadores sociales y comunitarios que atienden las necesidades de la comunidad inmigrante han estado haciendo diligentemente todo lo que pueden para protegerla de la persecución. Ahora es el momento de ir aún más lejos, y ser claros y no intimidarse ante los cambios sistémicos que son críticamente necesarios.

Todos debemos seguir el ejemplo de los trabajadores de El Buen Samaritano de no permitir que ICE siga adelante. Es hora de dar un giro a la situación tomando el santuario en nuestras propias manos. ¡Ni un deportado más!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s